top of page

Guía para la protección de datos y la prevención de delitos en Internet

Sexting Hacerse fotografías o grabarse en vídeo en situaciones comprometidas o dejar que otros lo hagan puede acabar en la distribución de ese contenido sin tu consentimiento. “El reenvío de grabaciones de sexting sin la autorización del afectado es un delito, aunque se hayan realizado con el consentimiento de la persona”, recuerda la AEPD en las fichas didácticas que han elaborado junto al manual.

Grooming Si un adulto oculta su identidad y se hace pasar por un menor para ganarse la confianza de otro y obtener información, vídeos o fotos de contenido sexual está cometiendo un delito de grooming, que puede acabar en extorsión o amenazas para tener encuentros sexuales con el menor.

Ciberacoso Constituye un delito de ciberacoso amenazar, hostigar, humillar, y controlar a otra persona a través de Internet. Cuando se produce en menores se conoce como ciberbullying. “El acoso a través de Internet supera las barreras del espacio y del tiempo y puede causar graves consecuencias a la persona acosada, incluyendo el suicidio”, alertan desde la Agencia.

Violencia de género El abuso, amenaza, coacción, control, extorsión y chantaje hacía la pareja a través de la Red es violencia de género. La Agencia afirma que “la tecnología puede jugar un papel en la creación de una cultura de la violencia contra las mujeres o en su justificación”.

Phising Es un método muy utilizado por los delincuentes cibernéticos para estafar y obtener información como contraseñas o tarjetas de crédito. El criminal suele hacerse pasar por una persona o empresa de confianza a través del correo, mensajería instantánea o redes sociales. Incluyen un enlace a páginas web fraudulentas en las que el usuario debe introducir sus datos. La Agencia aconseja no contestar a ningún correo que solicite información personal o financiera, ni hacer clic en los enlaces que aparezcan o comprobar si te han dirigido a una dirección segura que debe empezar por https://. Uno de los métodos utilizados para hacer ataques de phising se conoce como pharming, que consiste en redirigir el nombre del dominio de una página web de confianza a otra fraudulenta de apariencia idéntica para obtener datos bancarios del usuario.

Carding Es el uso ilegítimo de tarjetas de crédito de otras personas para obtener sus datos numéricos y de verificación con el fin de obtener sus bienes. Para evitar ser víctima de este delito no debe decir ningún dato bancario por teléfono, además de que las empresas emisoras de tarjetas de crédito jamás enviarían mensajes o correos electrónicos solicitando sus datos.

Trashing Es la obtención de información privada a partir de la recuperación de archivos, documentos y contraseñas que el usuario ha enviado a la papelera de reciclaje de su equipo. Para evitarlo la AEPD recomienda utilizar técnicas adecuadas de destrucción de la información.

Oversharing Es la sobreexposición de información personal en Internet, sobre todo en las redes sociales. “Cuanta más Información se comparta en la red, más riesgo hay de robo y suplantación de la identidad”, informa la Agencia. Para evitarlo recomienda la configuración de la privacidad de la red social para determinar quién puede ver tu información, utilizar contraseñas fuertes y reflexionar sobre el contenido que vas a publicar antes de hacerlo.

Geolocalización Es la capacidad de obtener la ubicación geográfica real de un objeto tecnológico conectado a Internet que proporciona la situación de su usuario. La AEPD advierte de que “terceros pueden utilizarlo para fines maliciosos, como saber cuándo no hay nadie en casa para entrar a robar”. En caso de estar siendo víctima o conocer casos de estos delitos la AEPD recuerda que pueden denunciarse a la propia Agencia, la Policía y Guardia Civil. Además de pedir ayuda a través del teléfono de información de la mujer (016), el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte o a organismos como INCIBE Y ANAR.


Especial atención a los menores

Desde la AEPD, también ven esencial la educación de los menores en Internet. “Es cierto que nuestra sociedad ha cambiado y no tiene nada que ver el comportamiento de los jóvenes hace 25 años que el comportamiento de ahora con las redes sociales”, afirma Mar España. La directora de la Agencia también ha manifestado que es necesario que se regule el use de Internet en las aulas para minimizar este tipo de delitos. “En relación a los menores hago un llamamiento, hace falta un cambio legislativo y que todas las comunidades autónomas regulen el uso curricular de Internet en las aulas”, sentencia la directora, que afirma que es necesaria una conciencia social para que esta guía se enseñe a los niños cuando se les regale un teléfono móvil. Enlace: https://elpais.com/tecnologia/2018/05/10/actualidad/1525962120_169031.html?rel=mas




0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Arruinando carreras profesionales Las fugas de datos en una empresa pueden ser una experiencia que cambia la vida de clientes y empleados, según el reciente estudio de B2B International y Kaspersky La

Y es que en algo tan simple como iniciar sesión en Outlook a través de Outlook.com o en Hotmail los usuarios ya comienzan a ceder datos a las empresas que éstas tienen ahora el deber de administrar re

bottom of page